Sincronización de la Semilla Galáctica Amarilla 26-7-2013

 REPORTE DE MEXICO DE VALUM VOTAN
México- Anáhuac  Año 2002
Última Llamada para Magos de la Tierra, Próxima Llamada para la Vida Transformativa.

 

Dedicado a Tony Shearer

1.- Julio de 1953. Enrique Argüelles cargó el chevrolet 1949 heredado de su suegro, Martin Meyer, quien había muerto, repentinamente, en 1950. Ese fue un momento excitante. El primer viaje de Enrique de regreso a su patria, México, desde que la dejó a finales de 1944 para buscar lo que él pensaba que sería una mejor vida en los Estados Unidos. Su familia de cinco: él mismo, su esposa, Ethel, la hija Laurita, ahora de 21 años, casada y con hijos, y, por supuesto, los gemelos: Iván y Joe, ambos de 14 años de edad. Si Ethel no hubiera contraído la tuberculosis de seguro estarían aún viviendo en la ciudad de Culver -California- donde el español no era un idioma extraño.
Pero cuando le hicieron el diagnóstico, a principios de 1946, no hubo más opción que dirigirse al norte a Minessota donde residía la familia de ella y donde Ethel podría ser internada en un sanatorio de TBC cercano a las cataratas de Cannon, unas 50 millas al norte de Rochester. Allí vivía ahora la familia. No había sido fácil para Enrique adaptarse al inesperado cambio, y hallarse en una tierra donde sólo se hablaba inglés y, ocasionalmente, algo de alemán. Pero ahora había llegado el momento de liberación y recompensa. Enrique tenía casi 49 años, y México nunca le había parecido más querido.
El paseo en coche hacia el sur fue descansado. Nunca antes los dos niños y su padre habían estado en tal aventura: un viaje en automóvil desde Minessota a la ciudad de México. Para los gemelos este fue un viaje estimulante y misterioso para, por fin, ver a todos los familiares de los que habían oído hablar pero que podían escasamente recordar, habiendo dejado la ciudad de México cuando tenían sólo cinco años de edad. Pero para Joe era especialmente excitante. El iba a ver las pirámides de Teotihuacan. Por una u otra razón, eso era todo lo que su mente podía considerar. El había escudriñado en los libros de la biblioteca de su padre, y tenía alguna vislumbrante conciencia de la grandeza de las pirámides del antiguo México, especialmente las de Teotihuacan.
Tomó unos cinco o seis días antes de que llegaran a ciudad de México. Tío Julio, el hermano menor de Enrique, fue su principal anfitrión. El era un tipo fantástico, amable, de mucha cultura y, también, entusiasta por las pirámides -el guía perfecto para llevar al trío de los Argüelles a Teotihuacan. Después de una semana , a fines de julio, Joe, finalmente llegó a experimentar lo que había estado muriendo por experimentar: la monumental e inmortalmente cósmica ciudad de Teotihuacan, “El lugar donde los dioses tocan la tierra”. Luego de la visita a la Ciudadela de Quetzalcoatl, donde los muchachos se enamoraron de las cabezas de Tlaloc y de Quetzalcoatl que adornan la pirámide de Quetzalcoatl, ellos caminaron por la “Avenida de los Muertos” y entonces sí, allí estaba la pirámide del Sol. Antes de darse cuenta, Joe súbitamente se lanzó hacia delante, subiendo rápidamente las escaleras de la inmensa estructura Térrea. El quería ser el primero en alcanzar la cima.
Sin aliento, se encontraba virtualmente solo en la gran plataforma de la cima de la pirámide del Sol. Miró a su alrededor. El firmamento brillante y azul, montañas que por todas partes hacían eco a las formas de las pirámides. La gran extensión de la “Avenida de los Muertos”. La pirámide de la Luna, arriba a la derecha… y, más abajo, los humanos de la presente era. Unos pocos estudiantes de colegio con camisetas de mangas blancas. Apenas unos turistas, hablándose unos a otros, como si hubieran olvidado donde estaban. Y allí, también, un vendedor ambulante o dos anunciando silbatos de cerámica. Minúsculos seres del mundo moderno. ¿Dónde estaban los grandes maestros que habían diseñado y construído esta ciudad con tan profunda perfección y geometría?
Al mirar fijamente a su alrededor, la pregunta que Joe acababa de hacerse penetró su ser. Todo lo demás se desvaneció. Era como si una luz blanca brillante emanando de dentro de las cosas, lo bañara todo con una suave incandescencia. Y luego, el mundo terrestre desapareció. Todo lo que quedó dentro de Joe fue un sentimiento, un presentimiento, un anhelo, una buena voluntad, una visión, y una promesa de hallar el conocimiento de los Maestros que construyeron y diseñaron Teotihuacan, y devolverlo a este mundo moderno donde, quizás, sólo quizás, lo haría todo cósmico de nuevo.
 

2.- Olympia, Washington, Primavera de 1972. Ahora conocido como José, el gemelo de la pirámide escuchó de nuevo a Tony Shearer. El se había encontrado con Tony por primera vez en la Universidad de Quetzalcoatl-Deganawida en las afueras de Davis, California, en 1969, junto con otros nativos Americanos y Chicanos radicales. Pero Tony era especial. José lo había invitado a compartir su conocimiento en el Colegio Estatal de Evergreen donde José enseñaba con la asistencia de otro radical, un hombre llamado Esquivel Cruz. Tony estaba ahora explicando nuevamente, con aún más detalle que la primera vez, sobre Quetzalcoatl, la Profecía de los Trece Cielos y los Nueve Infiernos, la fecha final de esta profecía, 16-17 de Agosto de 1987, y la magia del calendario sagrado.
José tenía ahora un claro entendimiento de la profecía -y alguna idea más profunda del significado del calendario sagrado de 260 días, especialmente como lo transmitía Tony, con el simétrico diseño en tapete de los 52 días, que constituían trece conjuntos de 4 , cada uno sumando 28, los trece conjuntos el equivalente del calendario lunar, 13X28=364 días. “Una curandera en Oaxaca”, era la respuesta de Tony cuando le preguntaban dónde había conseguido él la información sobre las fechas proféticas en 1987, y el calendario con su especial diseño de 52 unidades. Todo esto estaba contenido en el libro de Tony: “ El Señor del Amanecer.” Pero oirlo directamente de Tony era muy diferente. Tony era todo pasión cuando hablaba sobre estas cosas . Y eso es lo que le comunicó a José. Algo que incite tanta pasión en un hombre debe ser verdad. Con el conocimiento del sagrado calendario y sus matemáticas místicas, como también, y especialmente, por las fechas del final de la profecía de Quetzalcoatl, José supo que él estaba muy próximo a comprender su visión en lo alto de la pirámide del Sol.
 

3.- Coba, Quintana Roo, México, principios de enero de 1986. Con su muy especial compañera y esposa, Lloydine, José subió a otra pirámide, esta vez, la del Nohoch Mol, la más alta en las saqueadas ruinas selváticas de Coba, no lejos de la costa Caribe, pero lo suficientemente lejos para ser menos conocida que Tulum. El ya había identificado las fechas proféticas, 16-17 de Agosto de 1987, con el nombre de “Convergencia Armónica”, pero aún necesitaba un poquito más de inspiración para prepararse totalmente a completar la profecía, que lo había guiado e inspirado por unos dieciséis años.
Trepándose a la cima del techo del Templo situado sobre las pirámides, José se sentó con la piernas cruzadas y miró afuera de nuevo, esta vez hacia la selva, al sol lejano en el oeste. Al mirar fijamente el sol y contemplar de nuevo las ruinas de esta ciudad de Coba, él sintió una resonancia con los ancestros.
Contemplando el sol y sus ciclos de manchas solares de 23 años, sobre lo que ya se había escrito en su libro “La Tierra en Ascenso” y confirmado en el libro de Domingo Paredez, “Parasicología Maya”, él sintió una emanación dual alcanzando el sol desde dos diferentes estrellas- Arcturus y Antares. Y sintió a los ancestros haciendo lo mismo: bajando conocimiento estelar a través de la afinación con las frecuencias solares. Súbitamente todo dentro de él explotó. Vió el calendario sagrado, ahora como la medida de los Trece Ciclos Baktun, la medida de la historia. Y sintió un tremendo torrente de conocimiento dentro de él. Este es el “Factor Maya,” el factor pasado por alto del curso de la corriente principal de la civilización humana. Y él lo supo. De 1987 al cierre del ciclo de los Trece Baktunes, sólo quedarían 25 años. El debía escribir rápidamente un libro sobre el mensaje de los Mayas, sobre su civilización, su calendario y sus orígenes galácticos. Y ya, cuando se preparó y empezó a escribir este libro, “El Factor Maya”, él sintió la presencia de Pacal Votan.
Tony había escrito otro libro: “Bajo la Luna y por debajo del Sol” como la continuación del “Señor del Amanecer”. José tomó en serio este libro, publicado en 1975, cuando fue por primera vez a Palenque en 1976. Y eso es por lo que Tony había dicho sobre el hombre encontrado en la fabulosa tumba descubierta sólo en 1952, un año antes de que Enrique llevara a los gemelos a Teotihuacan. ”El Gran Misterio: Wotan”, había escrito Tony, elevando muchas preguntas sobre quién era éste en realidad, y cuál era su propósito al construir esta tumba. Y ahora que José se había dedicado a escribir “ El Factor Maya”, “ El Gran Misterio de Wotan” estaba siempre presente dentro y alrededor de él. El Gran Misterio de Wotan, Agente Galáctico 13 66 56, predecesor de Quetzalcoatl, la vestidura de la profecía envuelta estrechamente alrededor de este hombre, su máscara de Jade revelando su cara, la cara de un halach unich, un verdadero hombre. Y este hombre verdadero se estaba volviendo ahora inseparable de José.
 

4.- Teotihuacan, Día-Fuera-del-Tiempo, Caminante del Cielo Rítmico Rojo, Sexto Año de Profecía, en la Cuenta del Mago, 25 de Julio de 1999- en el Gregoriano.
Acabada la ceremonia del día, con el grito de “Me-Shi-Ko!” aún sonando en sus oídos, José, ahora a menudo conocido como Valum Votan, se unió a los otros doce para entrar a la cueva en forma de túnel, dirigiéndose directamente a la gruta, debajo del centro de la maciza Pirámide del Sol. Finalmente, alcanzando el pequeño santuario oculto por tantos siglos pero ahora recientemente revelado de nuevo, Valum Votan se sentó en el círculo, meditando en quietud, contemplando. Estoy aquí, en el lugar del origen. Mucho tiempo antes de haber aquí una pirámide, había esta antigua gruta, esta cueva. ¿Quién estuvo aquí, primero? Dos mil quinientos o tres mil años antes, quiénes vinieron aquí, y qué visión los inspiró, una vez aquí?
El pudo sentir los susurros de los más antiguos, aún haciendo eco entre las rocas de brillantes antorchas encendidas. Y se maravilló, sorprendido por el misterio de su propia vida. Ahora tenía sesenta años, 46 desde su primer ascenso a la pirámide, y al fin aquí estaba, en el lugar de Origen. El había decodificado la profecía del Telektonon de Pacal Votan, y viajado, Dios sabe dónde, alrededor del planeta junto con su compañera Bolon Ik, como ella era llamada ahora. Llevando el mensaje de la Ley del Tiempo y la Reforma del Calendario: líbrense del calendario Gregoriano, quémenlo, destrúyanlo y vuelvan al tiempo natural, a través del calendario de trece Lunas de 28 días, trece veces 28, 364 días en total, más un día fuera del tiempo. Sí, el día fuera del tiempo, que lo había traido a esta meditación subterránea. Ahora, aquí, era el final del sexto año de profecía, y mañana, 26 de Julio de 1999, llegaría el primer día del séptimo año, Mago Resonante Blanco. ¡Qué rápido pasa el tiempo! Me estoy volviendo viejo ahora, pensó. El conocimiento debe ser transmitido, y así volvió su atención hacia el próximo Seminario de Magos de la Tierra de siete semanas a realizarse en el Campo Boy Scout de Picarquin en Chile.
Todo viene del poder del siete. El calendario sagrado está basado en el siete, el trece, el nueve y el cuatro. Todos los números sagrados están en el Tzolkin: el Módulo Armónico, incluso el 19, quizás, el más sagrado de todos. El seminario de siete semanas durante el séptimo año de profecía, culminando el misterio escrito en las profecías del Chilam Balam, como el Libro de las Siete Generaciones – sí, ahora, todo el conocimiento podría ser puesto en la plantilla del poder del siete. Y por lo tanto podría ser transmitido, pero, ¿a quiénes? Retornando al poder silencioso del lugar, la secreta, literalmente esotérica, escondida y oculta cueva debajo de la Pirámide del Sol, Votan inhaló, luego exhaló. La sabiduría es la sincronización en el tiempo. Dios es quien comanda toda profecía. El orden sincrónico es la gracia de Dios. El 2012 está a sólo 13 años, pensó. ¿Prevalecería la profecía de Pacal Votan? ¿Retornaría la humanidad en paz para cerrar el ciclo en armonía con la Tierra en ese solsticio final del año 2012?
 

5.- Campo Boy Scout de Meztitla, Tepoztlán, México, Noche Resonante Azul, Luna Galáctica del Halcón, Gamma 24, en la Cuenta del Mago, 2 de Marzo del 2002, en el Gregoriano. “Este es el séptimo día del séptimo y último seminario de Magos de la Tierra que daremos. Siete veces siete son 49 días. Siete días en Japón, 7 en Mount Hood, 7 en Italia, 7 en Rusia, 7 en Altai, 7 en Colombia, y, ahora, 7 en México-Anahuac, lugar de nacimiento de la profecía, nosotros apropiadamente concluímos este ciclo de enseñanzas de siete días. Estos 49 días estuvieron precedidos por el Seminario de Magos de la Tierra de 7 semanas/49 días, que también tuvo lugar en un campo de boy scouts. Y hoy estamos aquí, en otro campo de boy scouts, para terminar con esto. Hay seis mil millones de habitantes en el mundo. Sólo podemos hacer lo que está mandado por la Ley del Tiempo, la firma de Dios en todas las cosas. Es de ustedes la responsabilidad de expandir este mensaje. Cambien el calendario y cambiarán el tiempo.
¿Quieren un tiempo de guerra? ¿por cuántos años más? ¿O quieren un tiempo de paz? ¿Qué prefieren: armonía o desarmonía? Todo está en el calendario que usan.” Más de doscientas personas están reunidas en el pequeño anfiteatro – una mescolanza de viejos mexicanos vestidos al estilo deportivo, o con ropas indígenas, como también un gran número de gente más joven: mexicanos, americanos, canadienses y británicos, una concentración de gente de Brasil, algunos de Costa Rica, Argentina y hasta de Nueva Zelandia. Hay un sentimiento de que este podría ser una especie de resurgimiento hippie. En el centro hay tres personas con sus pies desnudos cubiertos de cenizas, que han estado atendiendo un fuego durante los siete días y noches – una anciana de cabellos grises en sencillo traje indígena, un joven que obviamente es un devoto Hare Krishna, y un taciturno hombre de edad mediana con un sombrero grande al estilo de Zapata.
Valum Votan y Bolon Ik terminan el séptimo día de su séptimo y último evento de siete días. Todos se abrazan y hay muchas lágrimas y un gran sentimiento de ternura y amor.
Hacia la parte de atrás del anfiteatro, Reinhart Ruge, el anfitrión en Tepoztlan, de 77 años de edad, en otro tiempo ingeniero hidráulico, pero ahora por la mayor parte un ciudadano comprometido del planeta Tierra, un activista de la paz y, por largo tiempo, amigo y apoyo de “los Argüelles”, mira el espectáculo, que podría decirse que es histórico. El conocimiento de ellos inquieta su cerebro, especialmente la parte sobre UR.
¿Dónde estaba o qué era UR, que Abraham vino de allí, y qué relación hay con el alemán UR, el primordial, el primero, el original? Y ahora “los Argüelles” están hablando sobre el Retorno a UR- la Religión Universal o Recuerdo Universal, más allá de la historia. ¿Es posible? Podría este Plan de Paz Cambio al Calendario del 2004, realmente, funcionar y traer la paz a la Tierra?
Cuando se preparan para salir del Campo de Boy Scouts, para descansar y relajarse, donde Sir Reinhart (Ruge ha sido, recientemente, armado caballero como miembro de la Orden de la Cruz de Malta), Jorge Mora, un vigoroso hombre en sus avanzados cincuentas, le confirma a Valum y Bolon Ik, que todo está listo para la ceremonia en Teotihuacan, al día siguiente; la ceremonia para abrir las Puertas al Siguiente Mundo ..Nueve “ancianos” guardianes de la sabiduría indígena de diferentes partes de México- estarán reunidos para obsequiar un “ bastón”, o báculo ceremonial, en lo alto de la pirámide del Sol al día siguiente. Nueve ancianos, agrega Jorge Mora, cada uno para igualar a los Nueve Señores del Tiempo, el Bolontiku, los guardianes de la Tumba de Pacal Votan. “ Sí”, responde Valum Votan, “y mañana se conmemora el 49 aniversario desde mi primera visita y visión allí en 1953. El poder del 7 , funciona..”
 

6.- Teotihuacan – Semilla Galáctica Amarilla, Kali 25 Luna Galáctica ”Rompe con la cautela habitual y alcanza la luz blanca,” Año Semilla Solar Amarilla, Cuenta del Mago. 3 de Marzo del 2002, en el Gregoriano.
En la plataforma Central, la treceava de la Ciudadela de Quetzalcoatl, Valum Votan y Bolon Ik están unidos por Xilonen, la anciana portadora de la sabiduría tradicional, y Tochtli, un grueso indígena vistiendo la camisa como el pantalón ceremonial, sandalias y tocado. Bolon Ik está realizando la Plegaria a las Siete Direcciones, mientras Votan toca una flauta, una pequeña quena sudamericana. Es evidente que la gente empieza a contemplar el cielo sobre ellos. Un águila solitaria está haciendo círculos en lo alto, mientras arriba del sol está un brillante arcoiris. Cuando finaliza la plegaria, Votan dirige la palabra a la multitud brevemente: “ En el orden sincrónico de hoy, Semilla Galáctica Amarilla, es el 26 de Julio del 2013. Estamos aquí, entonces, para “abrir las Puertas hacia el Siguiente Mundo.” Eso es por lo que estamos unidos por los ancianos indígenas. No puedes ir al Siguiente Mundo sin honrar a aquellos que han mantenido la visión a través del último Mundo. Estos son los hermanos y hermanas indígenas, que están con nosotros hoy. Así, marcharemos desde aquí hasta el anfiteatro de Quetzalcoatl y luego a la pirámide de la Luna, y, finalmente atrás, a la Pirámide del Sol, donde ocurrirá la ceremonia principal”.
La concurrencia, organizada en cinco círculos, se vuelve ahora hacia la pirámide de Quetzalcoatl y el anfiteatro. Hay allí, atestadas, más de quinientas personas presentes. En los pocos minutos de silencio, Votan contempla las cabezas esculpidas de Tlaloc y Quetzalcoatl, recordando vívidamente la primera vez que él estuvo allí, hace casi 49 años, con su hermano gemelo, Ivan, ahora un poeta de algún renombre y carácter. Una vez reunida, la multitud se desplaza para marchar, la fila masculina encabezada por Tochtli y Votan, la fila femenina encabezada por Xilonen y Bolon Ik. Cuando marchaban por la Avenida de los Muertos, numerosas Banderas de la Paz se elevaron al viento, para dirigirse hacia la pirámide de la Luna, a casi un kilómetro de distancia, ocurren dos cosas. La primera es el arribo de un gran número de hombres con trajes negros, cámaras de televisión y todo. Es el presidente de Israel en una visita de estado a México, quien ocasionalmente está visitando las pirámides esa mañana, siendo su destino la Ciudadela de Quetzalcoatl donde la ceremonia de paz había comenzado. El segundo evento es el arribo de los nueve “ancianos”, los guardianes de la sabiduría tradicional. Ellos son un grupo sobrecogedor e impresionante. Algunos con traje ceremonial, otros con ropa al estilo de cowboys rústicos, muchos luciendo sombreros, a uno de ellos faltandole la mayoría de los dientes, todos sosteniendo sus bastones, algunos cubiertos con piel de conejo, otros con piel de serpiente cascabel, uno con un báculo de cristal o vidrio puro de asombroso poder.
La marcha, de unas quinientas personas, prosigue en silencio al norte hacia la Pirámide de la Luna. Al frente están dos señoras con incensarios quemando copal. “Ometeotl” (Dios Supremo en Nahuatl), es el grito ocasional, remarcado por el sonar de los caracoles y el sonido agudo de silbatos. Yann, un joven franco-mexicano vestido de negro y maquillado teatralmente para verse como el Sr. Spock de Star Trek se adelanta, corriendo a veces hacia atrás o a los lados, siempre con gran energía, despejando el espacio al frente de la marcha. Cuando proseguían hacia la Pirámide de la Luna al final de la Avenida de los Muertos,” Votan es embargado por una profunda reflexión. Podría ser esto el cumplimiento de la visión de hace casi 49 años, de que la sabiduría de los antiguos retornaría a ayudar a la humanidad a convertirse de nuevo en una raza cósmica? El no pudo evitar pensar que esto debe ser así. Dios es Grande!
En la Pirámide de la Luna, Xilonen organiza una oración indígena a las Siete Direcciones, con una de cada siete personas haciendo una breve oración para cada una de la Siete Direcciones. Luego aquellos con el vigor necesario suben velozmente a la muy empinada Pirámide de la Luna. Votan , vistiendo sencillas ropas blancas y permaneciendo junto a Tochtli, finalmente alcanza la cima. Luego de unos momentos se disponen a bajar. Cuando él llega al fondo, algunos ancianos se agolpan alrededor de Votan. El desdentado, como el resto mucho más joven que Votan, viene a él y le cuenta como, cuatro días antes, ellos se habían reunido en la gruta debajo de la Pirámide del Sol para preparar esta ceremonia. “Los espíritus nos dijeron que ellos te estaban esperando, que el tiempo había llegado, que nosotros hemos de honrarte”.
La marcha continúa de vuelta hacia la Pirámide del Sol. Allí, sobre la gran plataforma al frente de la pirámide, los ancianos se detienen. Es tiempo de comenzar la iniciación. Un serape rojo es extendido en el piso de piedra. Uno de los más jóvenes se agacha sobre el serape. Votan se le une. El más joven habla, de nuevo, del evento preparatorio en la gruta debajo de la Pirámide del Sol. De su saco medicinal toma una pequeña roca, y luego rompe seis pedazos de maíz seco de una mazorca ritual de maíz.
El le vuelve a decir a Votan cómo esto ha sido preparado y cómo todos han estado esperando este momento. Arroja los seis pedazos de maíz a los pies de Votan, como llevando a cabo una adivinación, y luego pide a Votan que se agache aun más. ”Díme tu nombre”, susurra. Votan recuerda el episodio en la profecía del Chilam Balam, cuando a Antonio Martínez se le pregunta su nombre con el fin de recibir la transmisión del Libro de las Siete Generaciones. “José Antonio Argüelles, Valum Votan.”
Apenas pronunciado su nombre, el desdentado toma su bastón, que tiene un cristal en la punta, y pincha a Votan en la frente, en el tercer ojo. El presiona tan profundo como puede y con gran fuerza, liberándolo después de un momento. Aún en sus rodillas, en una posición agachada, Votan pone ahora su cabeza en el suelo en total sumisión al momento y a la Voluntad del Supremo Creador.
Luego empieza la trascendental marcha arriba de la Pirámide del Sol. Ruge comentó más tarde que nunca había visto tantos turistas en Teotihuacan. Los ancianos hermanos shamanes van adelante, silbando aquí como serpientes, cantando allá el sagrado sonido de “Tonatiuh “. Al fin todos alcanzamos la cima – varios cientos de personas apretujándose unas contra otras, un espectáculo verdaderamente asombroso. En el centro mismo de la plataforma, en la cima de la Pirámide del Sol, los ancianos con Votan, Bolon Ik cerca, se preparan para el regalo del bastón ceremonial. El vocero, nada menos que Quetza Sha, con quien Votan y Bolon Ik se habían encontrado por primera vez en Amatlán, sitio de nacimiento de Quetzalcoatl. En el día del Mago Resonante Blanco, el 26 de Julio de 1999, un día después de que ellos habían estado en la gruta debajo de la Pirámide del Sol. Dirigiéndose a Votan, mirándolo directamente a los ojos, Quetza Sha habla: “Por un largo tiempo hemos sabido que habría un nuevo conocimiento, un conocimiento que sería preparado para el nuevo tiempo que está amaneciendo, y que este nuevo conocimiento completaría y regeneraría el conocimiento y entendimiento tradicionales. Te reconocemos, José Argüelles, como quien ha traído tal conocimiento, los códigos matemáticos de los Mayas galácticos. Este es el conocimiento para el nuevo tiempo, la nueva era. Reconocemos que tú eres un Maya galáctico, y por tanto estamos aquí para obsequiarte este bastón ceremonial. Sabemos que has recorrido este camino, el camino rojo, toda tu vida, y con este bastón esperamos que continúes cumpliendo tus responsabilidades, caminar este camino rojo hasta que cierres el ciclo como se espera de ti. Puedes contar con todos nosotros para apoyar tu trabajo.”
El brillante bastón ceremonial multicolor es luego obsequiado a Votan. En este bastón, coronado por una esfera negra y completado por un gran cuchillo de obsidiana, como una extraña espada Excalibur galáctica indígena, Votan siente los 49 años de su vida desde la primera visión hasta el presente, el poder del siete, rebosando de significado, ardiendo como el sol caliente en su corazón. Luego de var ios discursos exumando amor y un llamado a la tolerancia y el entendimiento, incluyendo una conmovedora petición de hacer ondear la Bandera de la Paz por Alicia Rodríguez del Comité Mexicano de la Bandera de la Paz, Valum Votan pide silencio y ofrece sus palabras finales: “Todo tiene un principio y un final. Una ceremonia es una frecuencia vibracional que sostiene el momento y lo envía al resto del planeta. Y todas las cosas llegan a un final. Tomen la vibración de esta ceremonia y colóquenla en su corazón. Guardenla allí, que su significado pueda permanecer en ustedes para ser pasado a otros. Debemos cerrar esta ceremonia e irnos… ”Un sendero es despejado para la pareja, que entonces desciende la aún atestada Pirámide del Sol.
 

7.- Brightwood, Oregon, Perro Magnético Blanco, Gamma 3 de la Luna Solar, Año de la Semilla Solar Amarilla, Cuenta del Mago. Gregoriano: 9 de Marzo del 2002.
Detrás del puesto de trabajo de Votan sobre un estante de la biblioteca, descansa el bastón ceremonial. Esta no es solo una casa. Es la sede de la Fundación para la Ley del Tiempo. Bolon Ik y Valum Votan están pasando un día tranquilo. Su asistente, Serpiente Eléctrica Roja, está visitando su familia este día. “Unifico con el fin de amar, atrayendo la lealtad…” así dicen los códigos del Encantamiento del Sueño para este día. “En vez de viajar por todas partes enseñando, ahora vamos a vivir la vida Transformativa”, Votan habia dicho a la gente en el último día del último Seminario de Magos de la Tierra, apenas una semana antes. Y ¿Qué es la vida Transformativa? Es el cumplimiento de la misión dejada por Pacal Votan, sellada en su tumba. Es El cumplimiento de esta misión, que es transformar la vida. Comienza con los mensajeros galácticos, los Mayas galácticos mismos, humanos de la vida real, asumiendo sus papeles arquetípicos y predestinados: Valum Votan, Bolon Ik, y Serpiente Eléctrica Roja, que es la Reina Roja.
Favor observar que la tumba de la Reina Roja fue anunciada el 2 de junio, Aguila Cósmica Azul, Luna Cristal 4, antes del fin del primer año de Profecía. Asi como Bolon Ik era la madre de la Dinastía, así la Reina Roja fue preparada por Pacal Votan para recibir la transmisión y completar el linaje de Votan para el grande y glorioso tiempo después del 2012. Por esto es que la tumba de la Reina Roja fue descubierta en el Templo XIII, adyacente al Templo de las Inscripciones, que contiene la Tumba de Pacal Votan. Y por esto es que la tumba de la Reina Roja también contenía una máscara de jade y estaba conectada con el mundo “exterior” por un tubo, un psico-ducto, un Telektonon… Viviendo la profecía como la dinastía de los Mayas galácticos en la Tierra, la vida transformativa producirá una cosecha de conocimiento y verdad para que todos atestiguen que así es.
Esta vida transformativa despejará un camino hacia el año 2004, cuando la victoria de la profecía será proclamada como un nuevo tiempo para toda la humanidad. La vida Transformativa demostrará que el tiempo es arte, que la danza es alquimia, que el Trono del Templo XIX ha sido reasumido por Bolon Ik, que los códigos de los planetas rotos han sido restaurados, y en su gloria renovados por la ley del tiempo y el poder del siete, que nada oscurecerá ni detendra la pureza del amor extendiendo su radiancia hacia todo lo que el Supremo Creador ha estimado alistar para la Segunda Creación.
 

Reporte presentado por el PAN Agente 11 en nombre de los agentes PAN 22 y 185, y de todos los seres y kines planetarios que saben que la muerte de uno es la muerte de todos y que la resurrección de uno es la resurrección de todos.
 

2 comments for “Sincronización de la Semilla Galáctica Amarilla 26-7-2013

  1. Rafael René Bermúdez Santos
    marzo 17, 2013 at 06:18

    Desde el primer instante de hoy 16 de marzo, hasta el último instante del 26 de julio transcurrirán 133 días, y a partir del primer instante de este día, hasta el último instante del 05 de julio se cumplirán 112 días. Estoy en la Ciudad de Oaxaca de Juárez, al pie de Monte Albán, donde este 25 de abril de 2013, dentro de 40 días, habrá Luna Llena, para celebrar el 481 Aniversario del rango de Ciudad de esta Oaxaca de Juárez, Oaxaca y es que también la Luna reflejará la luz del Sol el 26 de julio de 2013.

  2. elodie
    julio 5, 2011 at 18:15

    hola magos, queria estar de nuevo en contacto con yann de teotihuacan, encontrado 10 anos antes en palenque.. pueden ayudar ?
    gracias !
    elodie – mono lunar, de francia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *