José Argüelles: Tiempo-Espacio y Civilización Cósmica-BRR-FLT

13:20: CAMBIO: FRECUENCIA
Cruzando el Puente del Tiempo – por La Reina Roja

Volver al blog

José Argüelles, Tiempo-Espacio y la Civilización Cósmica

NS1.30.9.17 KIN 44 SEMILLA ENTONADA AMARILLA
7º ANIVERSARIO DEL CAMBIO DIMENSIONAL DE VALUM VOTAN

 Viajando a través de la Puerta del Mundo de los Sueños,

Encontramos un misterioso puente de piedra en las brumas: 
Un Puente Interdimensional que conecta Todos los Tiempos.

Allí nos espera Valum Votan, con un mensaje desde 
el Otro lado del Tiempo. 

Recibe el mensaje y regresa a la Tierra…

En honor al séptimo aniversario del cambio dimensional de José Argüelles/Valum Votan con la más profunda gratitud por la visión y el trabajo que aportó a la humanidad, se ha diseñado una meditación especial. Estás invitado a experimentar el poderoso TimeSpace 6 Ride, ya disponible para Android y Mac.

https://lawoftime.org/timespace-navigator/

José Argüelles/Valum Votan fue hábil en el arte de definir la unidad básica que subyace a la diversidad creativa. Pudo percibir una amplia gama de fenómenos universales y la Mente Divina que trasciende toda dualidad. 

Hasta el momento de su muerte en la Luna Solar 17 (23 de marzo de 2011), todavía estaba estudiando su propia obra, La Tierra en Ascenso: Un Tratado Ilustrado sobre la Ley que Gobierna los Sistemas Enteros. Si no has oído hablar del libro Tierra en Ascenso, puedes consultarlo.

Este libro fue publicado el 6 de junio de 1984 y hoy es sumamente relevante. Este libro fue estudiado por grandes mentes como Dane Rudhyar y Buckminster Fuller por nombrar algunos.

La Tierra en Ascenso muestra en forma matemática visual y binaria la naturaleza de la siguiente etapa de la conciencia evolutiva del planeta, la noosfera. También incluye un análisis holonómico de la etapa actual de la civilización de la Tierra.

Este libro es el primero en introducir el concepto del banco psi, una centralita telepática cuatridimensional.

El banco psi, descubierto por José, es el mecanismo regulador de la evolución de la Tierra y el código del ADN, la “franja pensante alrededor del planeta” que Buckminster Fuller le había sugerido en 1969.

El siguiente es un extracto escrito por José Argüelles/Valum Votan como prefacio de la edición rusa de La Tierra en Ascenso

La Tierra en Ascenso, la Noosfera y la Comunicación con la Civilización Cósmica, por José Argüelles/Valum Votan. El esfuerzo de la civilización cósmica para establecer comunicación con la vida inteligente en todo el universo es vasto, heroico y, para la mayoría de los humanos de este pequeño planeta, virtualmente incomprensible. 

Para posibilitar tal comunicación, debe existir en el campo planetario de la inteligencia aún no incorporada en la civilización cósmica, una capacidad receptiva de la consciencia que necesita ser informada por un orden perceptual más elevado de realidad. Cuando esa necesidad receptiva es madurada por una crisis evolutiva hacia una percepción de la naturaleza de la realidad del sistema entero, entonces la civilización cósmica puede responder.

Este simple proceso describe cómo surgió el libro conocido como Tierra en Ascenso: Un Tratado Ilustrado sobre la Ley que Gobierna los Sistemas Enteros.

Impulsada por una profunda percepción del estado de crisis total planetaria y la consecuente necesidad de una visión de la realidad completamente trascendente pero completa, la inteligencia de la Tierra bien sintonizada fue enfocada para recibir una comunicación genuina de la civilización cósmica.

La respuesta de la civilización cósmica fue la transmisión de una percepción completamente nueva de la naturaleza holográfica de la realidad planetaria en relación con un sistema de mecánica mental superior que procede de una comprensión puramente unitiva y holonómica del orden universal o cosmos.

En otras palabras, La Tierra en Ascenso es una comunicación de la civilización cósmica a través de un medio solitario en sintonía con esta responsabilidad planetaria.

 

La comunicación muestra en formato matemático visual y binario la naturaleza de la próxima etapa de la conciencia evolutiva del planeta, la noosfera, e incluye un análisis holonómico de la etapa actual de la civilización de la Tierra como la hominización del planeta y la consiguiente radiación del hombre.

El mecanismo operativo fundamental de la noosfera se revela inmediatamente como el banco psi.

Una función sistemática de la plantilla del tiempo cuatridimensional (o Tzolkin como era conocido por los Mayas galácticos), el banco psi era el condensador que permitía que la plantilla de comunicación cósmica se revelara al agente en resonancia con el proceso. El resultado consecuente – La Tierra en Ascenso – es la primera declaración completa de la ciencia cósmica, una ciencia evolutiva, hasta ahora desconocida en este planeta.

Una breve consideración de toda la ciencia actual indicará que, sin importar cuán perspicaz pueda ser, está limitada por el pensamiento egoísta condicionado y una percepción de la realidad que no es más que heliocéntrica. Pero en un orden de realidad tan vasto como nuestro cosmos, ni siquiera una percepción heliocéntrica puede pasar de ser algo más que un punto de vista galácticamente provinciano.

En 1962, el gran astrofísico ruso, I.S. Shklovskii, escribió un libro titulado Universo, Vida y Mente, que trata sobre las consideraciones de la existencia de la inteligencia en el cosmos.

Más tarde, gracias a la colaboración del astrofísico estadounidense, Carl Sagan, este libro se publicó en Occidente como Vida Inteligente en el Universo (1966, 1977). Como un análisis brillantemente sistemático del cosmos y sus elementos constituyentes, como este libro puede ser, es una percepción de la realidad que está totalmente condicionada por un punto de vista fisicalista o materialista.

La idea de la mente o la realidad espiritual como una posibilidad no física para una civilización superior no es ni considerada. Aquí llegamos a una limitación fundamental en el paradigma de la perspectiva científica actual.

Para Shklovskii y Sagan, la civilización superior siempre debe ser de naturaleza tecnológica. Pero ¿y si la evolución continúa por mesetas espirituales mentales una vez que la civilización de la Tierra haya generado y superado la crisis final del materialismo?

El científico ruso, V.I. Vernadsky, junto con el paleontólogo francés, Pierre Teilhard de Chardin, ya había desarrollado la teoría de la noosfera (1926).

El propio Vernadsky escribió sobre la era geológica venidera como el psicozoica. Como la ‘esfera mental’ de la Tierra que reemplaza a la crisis biosférica, la noosfera, es una estructura y una percepción de la realidad puramente mental.

Al ser en escala planetaria, representa un cambio de consciencia de una magnitud que apenas podemos imaginar. Un campo de conciencia tal como la noosfera representa solo puede describirse como de naturaleza cósmica. Siendo cósmica, la estructura y naturaleza de la noosfera debe corresponder a una visión y una ciencia que ya es cósmica.

De hecho, La Tierra en Ascenso revela que nuestro planeta no es simplemente un miembro de un campo solar de inteligencia, sino también de un campo galáctico de inteligencia.

 

Desde el punto de vista de la civilización cósmica, los subórdenes de la realidad son el galáctico, el estelar y el planetario.

Lo que llamamos el planeta es la condensación final de los gases más densos y los metales pesados ??expulsados ??por las masas estelares. Las estrellas mismas son funciones de grandes tubos electromagnéticos que conocemos como los brazos espirales de la galaxia.

Un avance real de la inteligencia científica sería desde el heliocéntrico al galactocéntrico. Esta perspectiva solo podría ser proporcionada por una ciencia cósmica transmitida telepáticamente por medio de la red del banco psi planetario de la noosfera a un agente receptivo sintonizado y listo para tal posibilidad.

Si bien pueden existir gamas inteligentes de señales de radio emitidas desde sistemas distantes de inteligencia, la presencia de la noosfera y su red del banco psi indican que la comunicación más efectiva de la civilización cósmica es a través de lo que normalmente llamamos telepatía.

Tal comunicación telepática depende de factores psi, es decir, factores relacionados con, interesados por, o en realidad ser eventos o poderes psíquicos parapsicológicos, por lo tanto, banco psi, condensador de fenómenos psi.

Aunque la ciencia actual niega o margina estos fenómenos, representan el salto significativo en la consciencia augurado por el advenimiento de la noosfera y su mecanismo operativo, el banco psi.

 

Siendo el avance evolutivo de la vida universal, la civilización cósmica opera por factores psi de todo tipo, mientras que los medios telepáticos de comunicación son los más efectivos para establecer contacto con inteligencias menos evolucionadas, es decir, inteligencias que aún no han evolucionado a la etapa noosférica.

Con La Tierra en Ascenso ahora tenemos un sistema para estudiar que es una consecuencia directa de dicha comunicación y la cual está destinada a ayudarnos a superar la crisis en la que ahora estamos inmersos de manera profunda, casi irrevocable.

“Esencialmente, el futuro yace en la radiación del hombre. Esto se refiere ante todo al proceso por el cual cada individuo asume la responsabilidad de todas sus acciones, y con mayor conciencia participa en esfuerzos grupales cada vez más integrados para establecer una relación consciente entre los factores de energía biopsíquica y los del medio ambiente. En forma más general, esto describe la nueva tecnología simbiótica, la radiosónica, la base de la sinestesia poshistórica”. (P.113) 

Al considerar la integración noosférica del ser humano en el orden biosférico, se debe tener en cuenta otro factor evolutivo: los plasmas y los rayos cósmicos. Estas energías cósmicas han aumentado mucho en los últimos (25) años. Están ayudando al proceso de mutación de la biosfera y los procesos evolutivos de nuestro Sol, que es una estrella.

Es una cuestión de gran importancia contemplar que estas energías puedan ser coordinadas por la civilización cósmica. En las etapas más avanzadas de esta civilización hay categorías de seres que funcionan como “ingenieros cósmicos”.

Con este pensamiento en mente, es bueno considerar que todo lo que está ocurriendo actualmente en nuestro planeta y sistema solar pueden ser aspectos de un proyecto de ingeniería cósmica.

La Tierra en Ascenso podría ser visto como un manual presentado para nuestro uso para convertirnos en co-creadores en este proyecto. Es nuestra introducción humana en la ciencia y la práctica de la radiosónica.

“El propósito de la radiosónica es liberar las estructuras cromáticas radiantes contenidas dentro de la dinámica de la vida y el electromagnetismo a través de la activación biopsíquica”. P.128 

Este es el principio detrás de la manifestación del Puente Arco Iris Circumpolar, el primer acto de la nueva tecnología simbiótica de la radiosónica.

José Argüelles-Valum Votan
Luna Entonada Limi 20, Kin 235 Águila Magnética Azul
Año Semilla Cósmica Amarilla

También compartimos el link de la última entrevista que le dio al Alex Grays ,CoSM Journal en 2010.  https://www.cosm.org/journal/cosmic-being/

Ver completo en el PDF a continuación:

JOSE ARGÜELLES: TEMPO-ESPACIO Y CIVILIZACION COSMICA-BRR-FLT-PDF

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *