Noosboletin de la Luna Planetaria del Perro de la Manifestación-N 113-FLT

Desde la perspectiva de las dimensiones superiores, todas las vinculaciones y posibilidades computacionales representan el funcionamiento de una vasta ecuación en la que todo está finalmente igualado. Así que no pierdas el corazón o la perspectiva. Nada es realmente aleatorio o por casualidad.
—José Argüelles/Valum Votan

Bienvenidos a la Luna Planetaria de la Manifestación del Perro, la décima Luna de la Onda Encantada del Servicio Planetario.

La Ley del Tiempo continúa preguntándose: ¿Qué sucede si la totalidad de la civilización global está desarrollada en una teoría y estructura de la realidad basada en un error perceptivo que emana de las sombras y un marco limitado?

La Ley del Tiempo enseña esto: no puedes evitar la reestructuración consciente de la mente si deseas alcanzar la conciencia noosférica.

Un cambio evolutivo en la conciencia es un evento cósmico que solo puede ser experimentado por una mente que se conoce a sí misma. Esto requiere alguna forma de disciplina. Sin disciplina o esfuerzo por una manera nueva, nunca puedes dejar los cómodos y familiares bucles mentales que llamas “Yo mismo”.

Las ilusiones del mundo se están revelando rápidamente: la divulgación de la corrupción, los secretos y los crímenes repetidos contra la humanidad. Más caos y confusiones aparentes se producirán a medida que lo que se ha escondido profundamente en el corazón humano (y no humano) está saliendo a la superficie.

La transparencia total en todas las áreas de la vida planetaria es un requisito previo para la finalización exitosa de la transición de la biosfera a la noosfera.

La Ley del Tiempo nos ha dado muchas herramientas y enseñanzas para elevar nuestra frecuencia y acelerar esta transición. El propósito de la Ley del Tiempo es llevarnos desde el inconsciente cósmico al consciente cósmico. Nos recuerda que el universo imaginario es tan real como el universo físico. Sin el mundo imaginario, este mundo físico no tendría sentido.

El perro es el animal totémico de la Luna Planetaria, que significa amor y lealtad incondicional. El perro es conocido arquetípicamente como El Compasivo. La compasión es la capacidad de comprender y empatizar con los estados emocionales de los demás. El corazón compasivo no tiene límites. Solo aquellos con un corazón compasivo combinado con una mente clara pueden experimentar el verdadero significado de la Resurrección en el Tiempo.

En la cosmología púlsar de la onda encantada, la décima posición o tono, correspondiente a la décima luna, completa el púlsar de la primera dimensión que comenzó en la segunda luna, la Luna Lunar del Desafío.

Leerlo completo en el PDF a continuación:

NOOSBOLETIN DE LA LUNA PLANETARIA DEL PERRO DE LA MANIFESTACION-Nº 113-FLT

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.